Palabras para Ariadna

Ariadna, ¡no te olvides del hilo!
Necesitas recordar la ruta
para encontrar la mística fruta
del verso dulce que hoy te esquilo.

Tu lago, dulce, suave, tranquilo,
al minotauro ya no se ofrenda…
has recobrado la íntima prenda
nacida lejos de Creta y Milo.

Con ella, escapa del laberinto
que aún está en tu corazón.
¡Ariadna! ¡ Rompe el amargo cinto

que te amarra a la desilusión!
¡Bebe la fragancia del jacinto
que siembra en el alma una canción!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s