Figuras

Una estela de caminitos
se vuelca sobre una taza,
que se oculta entre los besos
del corazón que abraza

el amor que se consume
en los ojos que callan
los gritos desesperados
del campo de batalla.

Aunque vuelen los cisnes,
aunque vengan palabras,
nada sosiega el silencio

que con paciencia labra
la estela de caminitos
volcados sobre una taza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s