Infancia

Una huerta
con naranjas,
limones
en un limonero,
abundantes y pequeñas
teresitas
es mi infancia.
También abundaban los aromas
creados
por mi abuela,
lejos
de elegías existenciales
y preguntas
sin respuesta.

Una huerta
donde los sueños
se cosechan en los árboles;
se comen
con suaves panes
rellenos de futuro
y aroma de entusiasmo.

Siempre
encuentro la ruta
para llegar
a mi huerta.
Una estrella polar
traza
en el aire
el camino
a pesar del mare magnum
de recuerdos intermedios;
dibujando líneas inconexas
de árboles y estrellas
en las que se transporta
el jinete de la infancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s