Han vendido a un pobre

¡Han vendido a un pobre
por un par de míseros zapatos!
¿Cuándo vendrá el que cobre
la deuda del corazón ingrato?

Hay hombres, que aunque sobre,
no piensan en el necesitado.
Para ellos, quien es pobre,
no vive, no come,… lo han borrado.

¡Han vendido a un pobre
por un par de míseros zapatos!
Y aunque hagan garabatos

para no recordar al pobre,
un día habrá quien les cobre
la deuda de su corazón ingrato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s