Oráculo

Somos un oráculo que palpa,
reflexiona y siente.

Muchas palabras son figuras
de hechos que aún no acontecen,

pero que están guardados
en el corazón que los contiene.

¿Qué haremos, entonces,
con las palabras de nuestra fuente?

¿Sembraremos oráculos de vida
o esparciremos la sombra de la muerte?

Una verdad siempre se manifiesta:
un oráculo vuelve con fruto a su fuente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s