Poema 24

Hay silencio en la noche. No hay murmullos, ni soles.
El aire reposa, pareciendo estar ausente.

Sólo una suave balada inédita revolotea
buscando el corazón del cual apasionada emerge.

No encuentra las palabras, ni el verso que declare
el contenido de su sentimiento… Enmudece

Hasta que mira al amor leyendo aquellos sueños
que sólo pueden ser leídos por quienes aman,

Sin importar el tiempo o el idioma. Las figuras
comienzan a nacer transformándose en palabras

Que trascienden el espacio y la distancia ardiente
separando y uniendo a los enamorados

en un canto que vuela sin límites de tiempo,
entre los sueños de dos que se han entrelazado:

“Tu sei la mia canzone, esperienza di cielo,
che diventa il cuore innamorato in sognatore.

Tu fai alle mie stelle cantare la poesia
che non è cantata oggi per il trovatore.

Amore, ho trovato nei tuoi occhi le parole
per creare con baci e versi la mattina.

Ci daranno la risposta per i nostri sogni:
la nostra canzone è un’opera divina

che unisce la nostra terra, il nostro cielo
in un dipinto bello e pieno d’illusione…

Il mare dei tuoi occhi scrive il grande segreto
dal poema transformato in notte di passione.”

Luego, en forma misteriosa, surgen en los aires
el color que renueva los cielos con el alba

Y una carta sobre la mesa, dejando el sueño
relatado con un beso al venir la mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s