Oda a una mujer

Obra
de alfarero consumado,
hábil para escoger
el barro
puro, suave,
delicado, grácil
elemento
que pudo ser moldeado
con curvas de pincel
y alma de poeta.

Volcán
cuyos labios
hacen erupción
de palabras,
besos, emociones
y cubismos consumados
que una mirada
guarda por millones.

Mil soles
te fueron depositados
para explotar
a lo largo de tu vida
y crear
mil pozos de amor
que serán bebidos
por tu cónyuge,
tus recuerdos,
tus hijos
y experiencias amorosas.
Y esos mil pozos secarán
todas tus lágrimas.

Navegarte
toda
es un acto imposible.
Tantos
son tus enigmas,
tus amores,
que no se puede
describir
tu exquisitez a plenitud.
Es imposible
amarte
sin escudriñar
los misterios depositados
en tus huesos
y en tus venas,
donde reposan
los recónditos caminos
de nuestra historia.

Anuncios

2 comentarios sobre “Oda a una mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s