Poema para un reloj

Gobiernas a muchos hombres
con el poder de tus agujas.
Cuando corres con tu ritmo,
por alcanzarte ellos se apresuran.

Con tu andar pausado
los sometes a tu dictadura.
Y ellos, sorprendidos, agobiados,
se preguntan: ¿por qué nada dura?

De los amos que te crearon
has llegado a ser su señor.
¿Cómo fue que te enseñoreaste
de sus vidas, oh poderoso reloj?

3 comentarios sobre “Poema para un reloj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s