Un día

Un día es como una persona:
siempre nace y muere con el tiempo.

Almacena dosis de alegrías,
sueños… y oasis de sufrimiento.

Su carácter es un desafío
y luz en abrazos de consuelo.

Su alma es un camino de la vida
pintado en la suma de sus hechos.

Sus ojos descubren los ocultos
planetas que llevamos por dentro.

Un día resume su existencia
antes de morir como recuerdos,

pocitos nacidos en la lluvia
que son succionados por el suelo.

Un día es como un labriego que rasga
con su yunta terrones de sueños,

para depositar las semillas
predestinadas para otros tiempos…

cuando la cosecha habrá venido
descubriendo todos los secretos.

2 comentarios sobre “Un día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s