Salmo 151

Te veo
en las sombras de los fractales
que gritan tu Nombre.

Te escucho
en el canto de las ecuaciones
que dibujan un pedazo de tu mente.

Te leo
en las rimas matemáticas
de los números complejos.

Te sueño
al contemplar las conexiones
de los grafos que dibujan este cielo.

Te recuerdo
en los versos einstenianos
que resumen tu sentido de armonía.

Te vivo
cuando dejas que me rodeen
las moléculas del viento.

Y te alabo
porque estas letras vibran y palpitan
al percibir el cantar del universo,

porque todo lo que existe
insiste en apuntar
a tu Nombre, santo y bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s