Una nueva travesía

Veo una taza vacía, con su fondo reluciente, limpio y puro. Gota tras gota, un diluvio humeante crea figuras de sueños vaporosos, para extraer el frío del corazón hasta su médula. Luego, los amorosos panes siembran las sonrisas y los besos en tus ojos, iniciando una nueva travesía a la fuente de los íntimos secretos.

Anuncios