La hora de los amantes callados

Intempestivo,
el fuego cruza el aire
sembrando
racimos de carámbanos.

Se escuchan trompetas,
voces que presagian
tormentas y terremotos
en mundos solitarios
y vacíos de esperanza.

Una tras otra,
desencadenaron
acordes nunca imaginados
en los núcleos planetarios…
y formaron nuevos paisajes
en la geografía de los ojos.

Nuevas montañas emergieron
y unieron los labios
en una cordillera
que fusionó ambos mundos,
hasta que las manos
vivieron su reposo
entre sábanas y abrazos.

Y el fuego escribió sus versos
en el acorde reposado

de la hora silenciosa,
la hora de los amantes callados.

Anuncios

6 comentarios sobre “La hora de los amantes callados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s