Presagios

Intempestivo,
el fuego cruza el aire,
sembrando
racimos de carámbanos.

Se escuchan trompetas,
voces que presagian
colecciones de palabras
unidas
en collares
de ilusiones.

Ya la noche, no es noche.
Y el día no es día.

Nuevas luces nacen
tras el fuego intempestivo
de los armónicos sonidos
sembrados en hileras
de manos y de sueños.

Nada queda en pie.
Todo se ha escondido
en la sombra refulgente
de las palabras concebidas
por las manos galopantes…

esas que inundan
los jardines con sus besos
y las pieles con caricias
al amarnos en el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s