Quieta pasión

Colores nacen al despuntar la mañana en tus ojos. Son crucigramas, enigmas que se coleccionan al juntarse los sonidos en lo profundo del tiempo. Y allí mueren al fundirse en los tintes del cardiograma que reencuentra nuestras ilusiones... luego del éxtasis callado, furtivo, pausado de nuestro libro huracanado.

Anuncios