Una cita

Una taza. Dos manos entrelazadas. Solas, se observan con el código del silencio apasionado. Olvidan la realidad, ignorando sus detalles. Todo se resume en la mirada y en los dedos que se cruzan formando siluetas de cariño. Luego, una frase surge y resume con intensidad la escena: 'Me gustas cuando callas porque estás como ausente…'

Anuncios