El miserere del beso

El aroma de la pasión,

tras las letras esparcidas,

deviene en ráfagas de viento

que persiguen las memorias

escritas en las hojas del cariño.

Son las firmas del celaje

renacido en los senderos

por los cuales caminamos,

donde el amor sólo se esparce

dejando sus semillas.

Y ellas cantan los inéditos,

alegres misereres que se olvidan

de la angustia del olvido,

esa que muere al amarse libremente,

entregando los íntimos secretos

del miserere en cada sueño escrito…

el miserere del beso que inicia

el camino del romance tras el tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s