La noche en que me escribas

Escuché la voz de mis abuelos

en las notas de un tango

que volaba entre las nubes

y jugaba con la luna.

Su cariño, su romance

emergía tras las letras

y los caminos recreados

por cada violín, testigo

de los versos encarnados

en las calles polvorientas

de la rústica ciudad

sembrada entre los árboles.

Y esa voz sólo decía

en su noche y en su día…

‘La noche en que me escribas

tus pasos siempre cantan

los anillos que el cariño

dejó en el corazón.

Y el camino silencioso

guardará el misterio

de la sombra dibujada

en la ilusión de tu consuelo.’

2 comentarios sobre “La noche en que me escribas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s