A solas

Reposando, digiero

el elixir de los cielos

en mi sangre y en mis venas,

cuando mágico el silencio

resumió en el bramido de la ola

tus ocultas melodías.

¡Tanto silencio, tanto éxtasis

contenido en una letra!

¡Las lunas en fuga

se pintaron como estrellas!

Solo quedas tú, suave paloma,

como origen de este paisaje

y dueña de las nuevas flores

que suavemente se asoman

para gritar al mundo

con sus contrastes renacidos

la noche que fue nuestra… A solas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s