Vivirte

Vivirte, en el fragor

impetuoso de este siglo,

es un remanso de alegría

en el que bebo quietamente

la ilusión de tu sonrisa.

Caminando entre tus páginas,

hallo estrellas en tu cielo

y figuras nunca imaginadas.

Y así te vivo, huyendo

de la indiferencia

y buscando en tu consuelo

el camino hacia el cariño

que arde como tea

tras el cierre de la puerta

al principio de la noche,

tesoro de tus palabras bellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s