Ruego al corazón

Me quedo sin espacios

y profundos hoyos negros

al amar intensamente,

al renunciar al egoísmo

e indiferencia hacia la vida.

No puedo yo, un poeta

de este tiempo de múltiples caminos

enterrar las voces de los héroes

que amando murieron,

y murieron amando…

al renunciar al lago de Narciso

bebiendo el abrazo misterioso

que abre los sueños y los ojos

para sentir el mundo de la piel

que habita en otras manos

persiguiendo palabras de consuelo.

¡No olvides, corazón mío,

el miserere del corazón ajeno!

¡Completadlo con abrazos

y letras del mundo venidero!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s