Proverbio 58

Hace frío,
y los vientos se deleitan
en recordar cuánto nos necesitamos.

No solamente porque el calor se ausente,
sino por el frío que impera
en muchos corazones:

Una vida a solas
puede ser un eterno invierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s