Estando a solas

Estando a solas
escuché los murmullos de la tierra.

Parecía cocer panes
y preparar abrazos de estrellas.

En su silencio, escuchaba
los diálogos de su voz interna,

como si ensayara sus líneas
para iniciar una guerra.

Sin armas, llamaba a los árboles
y a las flores en su belleza,

a las aves que surcan los cielos
y a los ríos que los campos riegan,

a los niños que irradian su alegría
y a los amores que todavía se besan,

para que recordaran al hombre
que no vive solo como verso sin poema.

Y entendí que existen otras voces
que hablan al hombre en la Tierra…

para que no olvide a quienes habitan
como su prójimo en este planeta.

5 comentarios sobre “Estando a solas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s