Cantar 12

Hiere el barquero el agua
tras recibir la moneda
y conducir su callada nave
lejos de la arboleda.
Más cerca se halla el umbral
y más lejos la luna y su estela,
anuncio de la noche final
que el amante corazón espera.
Ha partido, siguiendo el río
del silencio de la pena,
la soledad del desamor vivido,
despojado por el beso que llega
anunciando un nuevo himno
en el cielo como un poema.

Imagen tomada de: hiverminer.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s