Rapsodia 6: El canto perdido de Aquiles

Pálida, renace vibrante en el alba
la canción ardiente de Aquiles,
noble y valiente guerrero
temido por Troya y sus miles,
vencedor de temores y dudas
ante todos sus enemigos febriles:

¡Luchad! ¡Luchad y no retengáis
el vigor de las manos viriles!
¡Las naves requieren las mentes
de almas que no sean serviles
ante fuertes, reyes y príncipes
amantes de humanos rediles!

Vengad mi sangre con fuego
que sea retenido en canciones,
relatado en incontables historias
y atesorado en los corazones
deseosos de nuevas palabras,
sedientos de nuevas acciones;

cread nuevos y frescos caminos
que actúen como aguijones
en los susurros de toda mano
llamada a repartir ilusiones…
¡sois los héroes del nuevo mundo,
pioneros de nuevas canciones,

epopeyas de míticas eras
escritas con vuestras acciones!”

Imagen tomada de: EL COMPLEJO DE AQUILES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s