El beso nunca muere

El beso nunca muere. Ni la peste ni la guerra ni el odio poder tienen para exterminar al beso. Siempre vuelve pujante, intrépido, poderoso e inquebrantable. El beso nunca muere... trasciende las edades. Un día acabarán las guerras y las armas serán fundidas en poderosos besos.