Cantar 73

Del silencio abandonado
a las lunas que adornan tu caricia,
sólo existe la distancia
del amor como llama fugitiva;

siendo el fuego la palabra
de las inquietas aguas que se agitan
como explosión permanente
de un fresco manantial en tu pupila.

¡Caminemos en las aguas
para intimar en todas tus caricias!
¡Bebamos del amor nuestro
para escribir llamas fugitivas!

Imagen tomada de: Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s