Había un aire suave

Tarde fría. Los árboles recuerdan.Rehacen el paisaje.Crean armonías, cielos, montañas.Palabras inefables emergen rompiendo, con su gran furia,los cánticos del aire.Son ecos de un renovador impulso,pasión inacabable de los caminos nunca imaginadospor los íntimos maressedientos de libertad y ternura, impulso resumidoen las formas nacidas de una frase:"Había un aire suave…"