Cantar 89

Tras arder en tus labios, me sumerjo
en las letras del verso imaginado,
idioma tuyo nunca concebido
por mis rimas en tu inocente piano;

y en el ritmo de tu íntima cadencia
surge impetuoso el fuego tras los pasos
del viento que se entrega por entero
ante la intensidad de tus abrazos;

en él me rindo, sabiendo que el verso
ha concebido un intrépido canto,
en el que escriben y explotan mis venas
bajo la luna y el mar de tus abrazos.

Imagen tomada de Pexels.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s