Te escondiste

Te escondiste, amor, por algún tiempo,
entre los colores de la luna.
Y alegre seguí tu infantil juego
por el guiño y la feliz ternura

de los ojos que en cada silencio
hacían del mar una figura.
Y te busqué hasta que el calmo viento
te halló sobre la intensa blancura

de las olas entre tus cabellos,
perfecto cuadro de la más pura
poesía de ese mundo interno,
deseoso de entregar su lluvia

al cazador de letras y sueños…
navegante de sus aguas puras.

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s