Odas de pan

Huele a pan,
fruto de la tierra
contenido en tus entrañas.
Suave, fresco,
recipiente
de la esencia tuya,
besada por el fuego,
soñada por el agua,

fusión de espigas
y soles en el campo;
todo condensado
en la fragancia,
íntima,
celestial,
imperceptiblemente degustada
en los besos moleculares
depositados en la mesa;

hijos inmortales
del horno, surgidos
para depositar en tus océanos
la pasión celeste
de la inmortal oda
extraída de los ancestrales
versos anteriores
a los cimientos de la tierra:

“Yo pertenezco a quien amo,
y quien me ama
se entrega a mí voluntariamente”.

Imagen tomada de Pexels

4 comentarios sobre “Odas de pan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s