Amor

Cielo en la tierra, canción de mañana,
verso inatrapable en cárcel y letra,
silbo hermoso que la roca penetra
inundando el corazón y su entraña;

un vino en los labios que riega y baña
– y nunca deja de ser en la vida
eternidad, fuego, verdad vivida –
los ojos, a la vez que desentraña

la lengua del espíritu y su llama
con intensa vida y suave calor.
Siempre ardiente, se entrega, no sin drama

al verso que nace en íntima flor:
mayor que la esperanza y su proclama,
este es el vino al que llaman… amor.

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s