Oda a la lluvia

Violines, poemas,
versos elementales,
árboles en concierto
que resuenan sus hojas
en sinfónica armonía.
Imperceptibles,
aédicas voces inmortales
escriben sus rapsodias
en el rocío,
las nubes
y el mármol imperial
en la oscuridad tejido
por la lluvia silenciona
tras la nocturna orquesta.

¡Cómo te me pareces, lluvia
a una canción de madrugada,
botón de intrépida frescura
en un camino de mil palabras!

Tras los pianos estelares,
piedras mudas. Inertes.
Caminos de silencio,
intraducibles
versos que atesoran
escritores imaginados
en la poesía
del canto pluvial.
Recuerdos incontables,
lunares caminos,
tejidos suavemente
por una mano pura.

¡Cómo te me pareces, lluvia
a una tristeza en duelo,
que por amor procura
una sombra de consuelo!

Hora de partir. Despedidas.
Calla, se aquieta,
se hunde en el sueño,
impregando su aroma
en la tierra deseosa
de poemas frescos.
Murmullos, voces,
pasos mudos aparecen
entre los himnos dibujados
en las últimas gotas,
como esperando la armonía
para el próximo concierto.

¡Cómo te me pareces, lluvia,
a la victoria del silencio,
pues dejas con frescura
la ilusión de un nuevo beso!

Imagen tomada de tarjetasypostalesgratis.blogspot.com

4 comentarios sobre “Oda a la lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s