Atardecer

Frente al mar,
solo.
Las olas
dibujaban
en la arena
un ciclo de figuras.
Eran un reflejo
de mi silencio, profundo
y consumidor soplo
envuelto en el agua.
Vi las caracolas,
solo.
Jugando, persiguiendo
los sonidos.
Ellas guardaron
en su cueva
la angustia de la tarde,
sola como mis ojos
observando el celaje con mis versos.
Solo,
allí estaba
consumido
y releyendo
mis relatos diarios,
mis metáforas
nunca escritas
en las noches
imaginarias
que se tiñen
de realismo mágico:
el pasado,
el presente,
el futuro
se hacen uno.
Y el libro de mi vida
se abre
a las historias nuevas
cuando el celaje se oculta
para que la luna
aparezca misteriosa
y observe con las estrellas
un canto de esperanza…

el soplo que mueve las olas
y camina sobre las aguas.

Imagen tomada de Pexels

4 comentarios sobre “Atardecer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s