Serenata

Canta en el corazón una guitarra,
vibrando el alma pura de emoción.
Deja, con verbo dulce y luna clara
la melodía excelsa de un amor.

El rojo labio tiembla sin palabras,
quedóse sin poema y sin su flor.
El ojo aún persigue con sus aguas
al cantante ya oculto del balcón.

Expectantes los árboles, reflejan
la nueva rima a punto de brotar.
Inquietos, soñando, sólo contemplan

el presagio de un mágico final:
el viento corre y besa las estrellas,
amándose en una marcha triunfal.

Imagen tomada de Pexels

2 comentarios sobre “Serenata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s