Oda al idioma

Te escuché,
hablándome
en épocas distintas,
con fonemas diferentes.
Mas siempre tu cadencia
y tu dulzura suave
pintó todas las lunas
con el fuego del romance,
con el aroma de la vida
y las canciones de los héroes
conquistando nuestra historia.

Has cambiado tus sonidos,
has descrito los aromas
y las sombras de los árboles
escrita en cada rosa,
esa natural poesía
que tus rimas adornan;
siempre creando los caminos
de las voces que se asoman
para soñar las nuevas eras
al crear las nuevas rosas
en nuestros íntimos jardines,
sutil y excelso idioma.

¡Salve!
¡Bienaventurado seas,
tesoro de nuestra vida,
cantor de nuestras historias,
profeta de nuestro mañana!

¡Siempre serás
un fuego y una rosa,
la tormenta y el murmullo
del viento que reposa
en el corazón humano
y en el llamado de la gloria!

¡Salve, pozo eterno de palabras!
¡Salve, bienaventurado y bello idioma!

 

Imagen tomada de Pexels

4 comentarios sobre “Oda al idioma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s