Mañana

Mañana, después que Esquilo escuche
y escriba sus últimas palabras,
nos cantará un trágico silencio
y un eclipse tocará las aguas;

anunciando las cadenas rotas
de ese Prometeo que proclama,
con fuego y pasiones de silencio,
la lluvia aplacadora de su alma.

No habrá más llanto, ni secas lágrimas.
Sólo ríos, cantos de un mañana
nunca visto por los dioses griegos,
dueños de un decreto sin palabras…

sólo ríos y rapsodias nuevas
para amarse quietos en las llamas,
hogueras del cielo que caminan
para así iniciar, apasionadas,

nuevas Ilíadas y Odiseas
en los ojos profundos que se aman.

Imagen tomada de Pexels

7 comentarios sobre “Mañana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s