Poema 23

Te encontré tras un Egeo de palabras, voces
que lloraron poemas repletos de experiencias….

Cada noche surcaba con una nueva nave
el camino hacia tus ojos, tras la tormenta

Escrita en los amplios libros de la vida… Horas
oscuras en que el sueño de tu amor me mantuvo.

Y seguí navegando a pesar de cada furia
y los cíclopes que buscaban cambiar mi rumbo.

Proseguí mirando tus ojos, a pesar que sólo
los había visto en el oasis del anhelo.

Después de muchas noches, encontré tu reposo
y me detuve a la orilla de tus labios, viendo

La aurora tras el Egeo de palabras… Canto
que devino el final de mi Odisea, tras tu beso,

Apertura de los bosques que se reservaron
para quienes escaparon de las soledades

Al encontrar la armonía del silencio ardiente
de quienes, tras el tiempo, pudieron entregarse.

Hoy te encuentro en todas las palabras y en los versos
que ni aún Bécquer pudiese haber imaginado.

Porque estos versos son tan tuyos y son tan míos.
De aquel Egeo de palabras fueron aislados,

pues al sumergirme en las pupilas de tus mares
puedo amarte y conocerte como nadie puede.

Y puedo escribirte con mi ser entero, hallando
la pasión del silencio que a nosotros pertenece.

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s