Mundos infinitos

Un lecho. Un mundo infinito.
Ríos surcan en silencio
los océanos de estrellas
y las lunas de los besos,
devenidas en palabras
bajo cascadas de sueños.
Lo demás, era armonía,
una lluvia de sonetos,
verdes árboles de bosques
y guardianes de secretos
que borraron las arrugas
con hogazas de consuelo.

Un beso. Un mundo infinito.
De tus ojos, un reflejo
imperial, íntimo, pausa
de un vivo éxtasis eterno,
ebullición de las rimas
emanadas de tu pecho.
Son las celosas guardianas
de tus jardines y sueños,
son las rosas renacidas
cada día con tu fuego.

Un lecho. Un beso. Son mundos
infinitos que surgieron
tras el caos nunca escrito
por la rosa del silencio,
al explotar ilusiones
de las rimas que fundieron
otros mundos infinitos
al cantar en un concierto
y decir en sinfonía:
“¡Sí! Un mundo infinito nuevo…”

2 comentarios sobre “Mundos infinitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s