Una décima al Amor

Por la Providencia concedido eres,
Amor, como una cálida elegía
de las odas que buscan tu armonía,
al procurar los íntimos enseres
dibujados en los amaneceres
por intrépidas naves en pupilas,
navegantes en tus aguas tranquilas:
ha pasado el sonido de la guerra,
Amor, al escuchar tu voz que cierra
las viejas heridas cuando dulce hilas.

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s