Poema 29

Me gusta leer tus letras vivas en mi cuerpo
cada vez que tus mudas palabras no me alcanzan.
En ellas se transforman las tierras y los cielos
dejando ardientemente una voz enamorada.

Al oír su vuelo, tu papel trocado en tinta
sella en mis labios todo tu concierto, que relata
el final de toda tu feliz melancolía
en el cielo revestido de todas tus palabras.

Silencioso, emerge de los sueños primigenios
un poema, voz de las eternas esperanzas:

¡Déjame navegar las palabras renacidas
en el vivo verso que a nosotros nos consume !

¡Hagamos universos llenos de poesías
para cazar a los muchos sueños que rehúyen
toda letra viva reescrita en nuestros cuerpos!

¡Escribamos las nuevas y frescas melodías
para que trasciendan los umbrales de los tiempos!
¡Soñemos con nuevos, verdes besos! ¡Sea el día
primero de esta creación tan única y nuestra!

¡Sea el amor más allá de las íntimas palabras,
lejos de los límites del tiempo y la experiencia,
fundido como se funden todas nuestras ansias!

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s