Una sonata del corazón

Con el compás de un excelso violín
el cielo se pinta de un claro azul,
borrando las huellas de aquel sufrir,
viejo tango escrito en la juventud.
Y gira y gira, buscando su sueño
el poema que persigue al amor
sembrando palabras, regando al verso
siempre navegante de tu interior.
Y al verso persigo, siempre escribiendo
del alma su más profunda ilusión…
amar, y amar con un labio en el cielo
y el otro nadando en el corazón.

Imagen tomada de Pexels

2 comentarios sobre “Una sonata del corazón

    1. Se recuerda, pero no se sufre. Vivo agradecido porque la ilusión del pasado ya no es ilusión… Es realidad cotidiana. La única ilusión es seguir amando y ser respondido. Gracias por escribir.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s