Paradoja tiempo-espacio

Música y silencio,
fusión de opuestos auditivos.

No importa el clima,
ni del día su hora.

Vuelan los pensamientos
sobre los acordes de la quietud.

Países, épocas, palabras,
viajan en cuestión de segundos

inundando al aire de paradojas
y al corazón de poemas.

Te amo en esos espacios
solitarios e infinitos,

años antes de conocerte
y años después de este presente;

mientras la música
trasciendía los calendarios

al unirse con el silencio…
cuando escuchaba la radio,

y en sus ondas invisibles
el pasado y el presente se unieron

en una paradoja tiempo-espacio
que creó nuestro atemporal presente

donde el amor vuela sobre ondas
imperceptibles y auditivas.

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s