No estás

No estás,
y la casa percibe tu ausencia.

Aunque son minutos,
el silencio traga los momentos
que hemos compartido,

hundiéndolos en las entrañas
de una soledad devenida en verso.

Y allí emerges, entre paisajes,
palabras e imposibles

ritmos recordados por los dedos.
Es cierto. No estás,

pero queda incontenible
la canción eterna del regreso,
pacto ya firmado
para abrazarnos fuertemente
cuando el sol tome su sueño.

Imagen tomada de Pexels

Un comentario sobre “No estás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s