Parábola

Junto al camino, quemabael sol de la impaciencia,dejando sus semillasesparcidas entre letras. Luego, con quietud muy fría,la lluvia con sus huellassopló cada caricia duradel sol sobre la tierra. Entonces se vio en su silenciolo que antes se escondiera:una planta había nacidoen tu corazón, como poema. Imagen tomada de Pexels