Cariño vespertino

Bebo y bebo de la taza
sin que acabe su océano.

Siempre hay aguas nuevas
cada tarde, en silencio,

en los dedos cariñosos
que cantan al unísono

cuando juntos, a la mesa,
disfrutamos de la tarde

con el aroma del cariño
que inunda nuestras vidas.

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s