Caminaba el tiempo

Voraz, veloz, caminaba el tiempo.
Bebíase el agua de la vida

dejando a sus lados un desierto,
hasta que el amor a tus pupilas

llegó, eterno, para ser tu dueño,
viva ilusión de la poesía

que procura traspasar los sueños
remontando el paso de los días…

pintando, en las palabras del viento,
las llamas del verso que te abriga.

Imagen tomada de Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s