Expectación

Gris, quieto,

hasta meditabundo.

Ese es el cielo, esperando

escuchar tus armonías,

acariciar tus sonidos

y leer tus labios silenciosos;

para rendirse, sin reservas,

al verso de tus manos…

y comenzar, efusivamente,

a derramar su lluvia de poemas.

Imagen tomada de Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s