Proverbio 74

La noche siempre es cortacuando no se quiere lo que viene,y es demasiado largaesperando lo que apetece.¿Que será, pues, lo que al tiempodesespera hasta que el momento llegue?

Cantar 41

Bebamos del jugo que los labiosatesoran al amar,degustándonos hasta la médulacon caricias al hablar; lancemos hoy la heroica saetaque el lenguaje va a domarinundando ojos y rapsodiascon universos sin final… y en ellos hallaremos dócilmenteel camino de la eternidad,que nace, entregando todoen los versos de un cantar. Imagen tomada de: La "azarosa vida" del Cantar … Sigue leyendo Cantar 41

Rapsodia 6: El canto perdido de Aquiles

Pálida, renace vibrante en el albala canción ardiente de Aquiles,noble y valiente guerrerotemido por Troya y sus miles,vencedor de temores y dudasante todos sus enemigos febriles: "¡Luchad! ¡Luchad y no retengáisel vigor de las manos viriles!¡Las naves requieren las mentesde almas que no sean servilesante fuertes, reyes y príncipesamantes de humanos rediles! Vengad mi sangre … Sigue leyendo Rapsodia 6: El canto perdido de Aquiles

Cantar 35

As palavras do vento procuramalcançar o coração. Namoradas, elas pesquisamcada sonho do violão, para deixar nos ouvidosas rimas da vibração que eu somente escuteinas letras da tua canção… issa canção dos princípios,quando o mar sempre falava nos sons de cada ola,nos versos que nadavam e nas ardentes poesíasescritas pela tua alma. E agora elas sempre … Sigue leyendo Cantar 35

Cantar 34

Entre notas y vocesel piano explota en alegría, remembrando aquellos bosquesverdes y su infancia querida. Y los dedos rememoran el presenteque abraza esa piel vivida, hogar del corazón abiertodonde su inspiración habita buscando el apunte escritopara el amor hecho poesía. Y al corazón pregunta el piano: - ¿Recuerdas esos días cuando el juego era tu … Sigue leyendo Cantar 34

Cantar 32

Me duelen las entrañasporque amándote tanto, no pueden mis palabrasamarte como te amo. ¡Ah! ¡Benditas palabras!Ni los sublimes cantos pueden expresar todoslos paisajes trazados en mis mundos internos,ni pintar los abrazos que te entregan mis huesos,ni dejarte horneados los sueños que reposancomo soles de marzo. ¡Cómo duelen los versos,pues no aman como amo! ¡Si existieran … Sigue leyendo Cantar 32

Cantar 31

Al ver en tus manosel libro medio abierto,supe que volaba libreun mar de pensamientos.Y en ellos nadé, ojeandolas páginas de sueñosque cantaron con sus olascómo las pieles se fundieron.No fueron labios, ni manosni palabras. Ojos y besosse entregaron en armoníacreando un libro abierto,en el que juntos cantamosal amor con estos versos.