Duerme

Duerme, que yo te miro mientras tus sueños cabalgan sobre los bosques de los aires venidos del sensual misterio tuyo. Yo habré de mirarte fijamente, delineando con palabras los secretos que creamos bajo la luz de la luna, en el abrazo eterno que nuestros cuerpos formaron. Imagen tomada de Pexels

Ver con tus ojos

Ver con tus ojos es leer desde la piel ese poema grabado en el corazón amante que desea todas tus palabras: es dar espacio a una rendición completa, es besarte el alma entera, es hundirse en tu interna rima y sentir tus manos como hiedras abrazando intensamente el día cuando tu huella se hizo eterna. … Sigue leyendo Ver con tus ojos

Poema mío

Poema mío, ¿por qué dejas en mi ser el desvarío de la mítica odisea que se carga en tu cariño? Sin palabras, mi ser queda cuando el ojo, siempre fijo, mira al labio que lo besa en cadencia de sonidos. ¡Derrama tu rima nueva como rapsodia de un vino, vino de amante que sueña navegar … Sigue leyendo Poema mío

Volvamos

Volvamos, con la piel abierta, a recibir las lluvias del cariño venidero y las sombras del abrazo depositadas en el tiempo nuevo... y vivamos los sueños imposibles reservados para los amantes de los mundos redactados en los ojos del poema vivo escrito en nuestras almas. Imagen tomada de Pexels

Soñémonos

Soñémonos en este día al contemplar los campos en los libros de tu alma; gritemos el silencio fiero que a las entrañas despedaza en la ansiedad paciente del creador beso que aún no viene; amémonos, rompiendo las estrellas en nuevos conciertos de poesía... hasta que respirar sea un verso y el amor un universo donde … Sigue leyendo Soñémonos

Soy el viento

Soy el viento que recorre los caminos, heredando mis palabras para buscar poemas nuevos y sembrar en tus poemarios las flores de un abrazo fresco, abrazo que se hunde vivamente donde la piel se une con el alma. Y allí he de dejar, con vivo fuego, el palpitar de mis palabras. Imagen tomada de Pexels

Te escribo

Te escribo. Te leo. Te miro. Deseándote hasta los huesos. Ardiendo todas mis venas, gritando mis pensamientos hasta tragarse mis palabras en la soledad del desierto que cargo en mí a solas al escuchar este silencio premonitorio de la lluvia y del refrescante fuego escondido, de los poetas buscado hasta en lo eterno, mas presente … Sigue leyendo Te escribo