Añoranza

Entre calles polvorientas,
libélulas y farolitos que volaban
en la lejanía del tiempo…
quedó mi infancia.

Entre lluvias torrentosas
y la voz que me arrullaba,
allá en el escondido Cipreses…
quedó mi infancia.

Entre los árboles verdes,
con su concierto en las mañanas
que me llamaba de los sueños…
quedó mi infancia.

Entre los múltiples celajes
cuando ansioso esperaba
el abrazo de mi hoy ausente padre…
quedó mi infancia.

Ahora, cuando en ella medito
y la nostalgia me llama,
por recordar me esfuerzo
que adentro…… quedó mi infancia.

Anuncio publicitario

Un comentario sobre “Añoranza

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s